De todos es conocida la famosa ley electoral española, basada en la Ley D’Hont. Debido a ella y a la existencia de las circunscripciones el voto de cada persona tendrá un valor diferente en función del lugar dónde le toque votar. Es decir, que los votos de todos los españoles no valen lo mismo, así de claro. Todo esto junto lleva a que un partido político necesite menos cantidad de votos para conseguir un escaño, por lo que a unos les es más difícil que a otros conseguir representación. Y es bastante fácil adivinar cuáles son esos partidos en España: el PPSOE y los nacionalistas.

Por si habéis tenido la suerte de estar de viaje al centro de la Tierra y no os habéis enterado el domingo pasado hubo elecciones generales, con el resultado que todos esperábamos y no por ello dejábamos de temer. El reparto de escaños lo podéis consultar en cualquier lugar, pero aquí os dejo cómo sería si se repartieran de manera proporcional al número de votos. Ahora bien, si reflexionamos acerca de las últimas 4 legislaturas, por ejemplo ¿qué habría pasado en éste país si el reparto hubiera sido proporcional? Probablemente los partidos mayoritarios no habrían acumulado tanto poder y los nacionalistas habrían jugado otro muy distinto. Y sobre todo, en las grandes decisiones de relevancia, es probable que los partidos que hubieran tenido la suficiente fuerza para decantar la balanza no hubieran sido los mismos.

En resumen, ésta democracia no es democrática, ésta ley electoral no nos sirve. Debemos luchar para cambiarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s